Requiem

 

Agazapados

Yo en ti
Tú en mí

Resguardados

Memoria

Escrita
Grabada
Diluida
En perfumes
Ya no reconocidos
De ti
De mí.

Silencios
Dolor
Pérdida
Desesperanza

En ti
En mí

Una sombra cruza el escenario
Se oye un tic tac de relojes que se alejan
Y un murmullo de voces que no entiendo.
¿Quizás están rezando...?
Padre nuestro que estás en los cielos...

Ánimas del Purgatorio
Pasan ante nosotros

Lorca
Yerma
El Camborio
Amalia Rodrigues
Juan de Yepes
Pessoa
Teresa de Ahumada

Y yo en ti
Y tú en mí

Una música de orquesta desafinada
Toca el Requiém de Mozart.

Por ti
Por mí

Cuatro cirios,
La cera se consume

Por ti
Por mí

El visillo se mece con la brisa
Y un tañir de campanas
Parece que nos nombra

A ti
A mí

El silencio se adueña del espacio
Y el tiempo es un cigarro que se acaba.
Su humillo blanco
Es un hilo de plata
Que gira en torno nuestro

Y yo en ti
Y tú en mí

Mi mano dibuja como puede,
Ya sin fuerza, un poema...
Sinfonía incompleta

Do, Re, Mi
Re, Do, Si

Aún vivo en el recuerdo,
Todavía me piensan.
Por favor, no te vayas,
Por favor no  me dejes...

Padre ¿Existo aún en ti?
Alguien murmura.
¿Qué dicen?
Requiems canti in pace

Mi propia sombra se va llenando de luz,
Desaparece, como tú, del escenario.

Padre, ya lo están desmontando...
¿Quién abrirá mañana mi apartado de correos?

Juan López de Ael

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No HTML tags allowed.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.